¿Para qué sirve el mantenimiento de fachadas?

Actualizado: 26 ene

El mantenimiento de fachadas sirve fundamentalmente para preservar la envolvente del edificio, que es el segundo punto caliente de las construcciones en cuanto a aparición de patologías, después de la cubierta. No se trata solamente de conservar el edificio en sí, sino de velar por la vida y la salud de las personas que se hallen en sus inmediaciones.

Por ello, el mantenimiento de la fachada es uno de los puntos más importantes a la hora de cuidar un edificio y es conveniente que cada cierto tiempo se realicen unas mínimas labores de conservación que eviten la aparición de problemas más graves.


Recomendaciones para el mantenimiento de una fachada

Para conservar en perfecto estado una fachada son esenciales las tareas de renovación, reparación y rehabilitación, sobre todo con el paso del tiempo. Sin embargo, hay algunas pautas que nos permiten alargar su buen estado sin incurrir en grandes costes, como por ejemplo las siguientes:


  • La limpieza: El polvo, la lluvia, el humo de los vehículos… Son elementos que lentamente van ensuciando la fachada y empeorando su estética. Realizar una limpieza de fachada al menos un par de veces al año ayudará a prolongar su buen aspecto, así como a detectar posibles problemas estructurales con antelación.

  • La pintura: Cuando se trata de edificios pintados, el color suele ser uno de los aspectos más afectados. Los rayos solares y la humedad son los principales causantes de que la pintura pierda su tonalidad con los años. Por ello, es recomendable dar una mano de pintura cada cierto tiempo para renovar el aspecto del edificio.

  • Los elementos externos: Los componentes externos de una fachada como pueden ser balcones, rejas o jardineras, entre otros, también sufren el desgaste de la intemperie. Es por ello que también será necesario realizar una revisión para comprobar su estado y ver si necesitan algún tipo de arreglo.


Estos consejos pueden ayudar a prolongar el buen estado estético de las fachadas, sin embargo hay que ser conscientes de que los materiales de construcción tienen una vida útil limitada y con el paso de los años será inevitable realizar una reforma en la fachada del edificio.



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo